Mes 5. Por el Derecho a una Vivienda

El 31 de octubre acaba la moratoria de medidas para atender las situaciones más vulnerables en materia de vivienda por los efectos de la pandemia. 

Cuántas personas hayan podido beneficiarse de esas medidas, en el momento actual lo desconocemos. 
Sí sabemos que Gloria, con 4 hijxs, vecina solidaria integrada en su comunidad en un barrio en exclusión como es el Monte Pavero de Málaga, con informe de vulnerabilidad de servicios sociales, que okupaba desde hacía años una pequeña vivienda propiedad de Banco Santander, no fue merecedora según el juez de instrucción xxxx de acogerse a esta moratoria.
Global Licata S.L. que amasa fortunas en viviendas que deberían ser públicas y sociales, que compró la vivienda de gloria a su único socio, Banco Santander, pa quitarle el marrón a precio de saldo, consiguió sin despeinarse desahuciar a Gloria y su familia la penosa mañana del 20 de mayo.
Ya parodiaban las compañeras el laberinto de la especulación inmobiliaria en su acción performativa "pasa la casa" (Enlace vídeo "pasa la casa": https://youtu.be/G3Ub8h1kXrk)
 
Necesitó la complicidad de las fuerzas de seguridad del estado, eso sí, quienes tomaron el barrio por asalto desde la madrugada en un despliegue propio de una guerra. A pesar de la sororidad, valentía y entrega de las vecinas de Gloria y de las aktivistas de diferentes movimientos sociales, Gloria y su familia fueron expulsadas de su vivienda sin permitirle sacar sus pertenencias.
Actualmente vivienda vacía. 
Mucha policía, pocos derechos y nada de Renta Básica de las Iguales. Cuánto cuesta un despliegue policial semejante? 
Nuestros recursos destinados a la represión que pretende garantizar la desposesión de nuestros derechos. 
Una guerra del capital contra la justicia social y la posibilidad de una vida digna para todas las personas...
4000 euros de multas para 6 compañeras de la Asamblea Popular de Málaga por el intento de paralización de otro desahucio también durante la pandemia. 
Solidaridad en : https://t.co/ul3t1dOkEk
 
Durante la pandemia fue que desahuciaron a nuestra Maca, de 70 años, con enfermedad respiratoria degenerativa, del bloque 1 de Pablo Casals en Palma Palmilla. Vivienda de Banco Santander. A pesar de los esfuerzos y acompañamiento de sus vecinas Carlos, Isa, su familia del primero, las gentes de Zambra…. Desahuciada. Actualmente, vivienda vacía. 
Se gasta mucho dinero en vaciar casas para que queden vacías, y se gasta mucho dinero una vez vaciadas, para que continúen en ese estado años, décadas. 
Empresas desokupas de extrema derecha junto con la policía, se encargan de la primera parte. Alarmas, cámaras, empresas de seguridad comunicadas con la policía, se encargan de la segunda. 
Muchísimo dinero invertido para impedir que las personas tengamos las necesidades básicas cubiertas. 
Incluso en el corazón de la Europa del capital, en Alemania, donde el parque de vivienda pública es muy superior al del estado español , han optado por la expropiación de 240.000 viviendas recientemente. 
Exprópiese a banca, fondos buitres y grandes tenedores de vivienda. 
Okúpense las viviendas vacías, en deterioro y desuso. 
Señalemos y desenmascaremos a las empresas neonazis que proliferan en nuestras ciudades viendo un nicho de mercado en una actividad tan de su agrado como extorsionar y coaccionar personas vulnerables. 
Nunca pararon, pero tras el fin de la moratoria el próximo 31 de octubre se avecina una oleada de desahucios y de sufrimiento. 
Nos quieren muertas, nos tendrán unidas y en lucha. 
#AlquilerAsequible #ViviendaSocial #SuministrosGarantizados #ViviendaPorDerecho #SiSePuede 
#RentaBasicadelasIguales #ViviendaNoEsUnLujo #RBIs #12mesesxlosDDSS #derechosparatodas #losderechosnosenegocian
#stopdesahucios
#undesalojounaokupacion
 

Agregar comentario